Para que una estrategia de BSM funcione de forma exitosa, está debe ser acogida y adoptada en todos los niveles de la organización.

 

Las prácticas de gestión del cambio de Paramētā, basadas en estándares internacionales,  permiten guiar a empleados y proveedores en el proceso de cambiar la forma en que hacen las cosas para que puedan evidenciar que los nuevos procesos y tecnología les facilitan su trabajo y les hacen más productivos y valiosos para la organización.